Hottinger AG

Tradición como base y compromiso para el futuro

Las raíces zuriquenses de la familia Hottinger se remontan al siglo XV. El inicio de las actividades en el sector de la banca data de 1786, año de la fundación del banco en París, a cargo de Jean-Conrad Hottinger (1764-1841). A partir de entonces, la familia desempeñó un importante papel en el desarrollo económico de Francia, como lo demuestra la fundación de numerosas empresas: Banque de France, Caisse d'Epargne de Paris, Compagnie Générale des Eaux, etc. La red de relaciones tejida durante todo ese tiempo es aún hoy una de las principales bases del éxito del Hottinger AG.

En 1968 la familia regresó a Zúrich, su ciudad de origen, para establecer aquí su propio banco. En 1992, Jean-Philippe, François y Emmanuel Hottinger fundaron la sociedad Hottinger AG. Con el ingreso de Jean-Conrad Hottinger como asociado, en 1996, trabaja por primera vez en la empresa un representante de la séptima generación familiar.

Desde entonces, la empresa no ha dejado de crecer en el plano comercial y, en 1999, abrimos una filial en Ginebra.