Hottinger AG

Qué significa para nosotros "gestión patrimonial"

Al contrario de lo que ocurre en la mayoría de las grandes entidades bancarias suizas o del resto del mundo, nuestra concepción de la gestión del patrimonio privado no es “industrial” sino “artesana”, en la acepción más noble de esta palabra. Nuestra preocupación es cada persona y no un “segmento de mercado”. Históricamente, nuestra visión está arraigada tanto en la tradición familiar de los Hottinger como en la cultura helvética. 

Estamos convencidos de que el contacto personal sobre una base de transparencia y confianza mutua es una condición indispensable para conservar e incrementar el patrimonio de nuestros clientes. Nuestras actividades no están orientadas hacia un determinado segmento de mercado, sino hacia las necesidades específicas de cada cliente. Por tal motivo, evitamos encasillar a nuestros clientes en categorías fijas según determinados perfiles y asignarles después modelos de inversión predefinidos. Para poder aplicar nuestra filosofía empresarial de atención personalizada, es preciso elaborar soluciones individuales y a medida para cada cliente, adaptadas a objetivos y deseos que se definen en entrevistas personales. Mediante la supervisión y el análisis permanente se asegura que las inversiones realizadas correspondan en todo momento al perfil de riesgo definido por el cliente. Para lograrlo, recurrimos al uso de las más avanzadas tecnologías en los campos de la informática y la comunicación. 

Nuestra filosofía de inversión se basa en el conocido y comprobado principio de un equilibrio estable entre crecimiento, rentabilidad y riesgo; por ello siempre nos fijamos como objetivo una plusvalía a largo plazo en beneficio de nuestros clientes.

Nuestra cultura empresarial marcada por la tradición familiar y la amplia experiencia de nuestras empresas asociadas y de nuestro personal garantizan que cada cliente sea considerado y atendido teniendo en cuenta su contexto familiar, social y económico.