Hottinger AG

La organización de la empresa como reflejo de su filosofía

Hottinger AG está organizada y dimensionada consecuentemente para brindar la mejor atención posible a cada cliente. Prácticamente todos los empleados trabajan en el frente y tienen contacto directo diario con sus clientes. Sus tareas comprenden la atención de los clientes y todo lo relacionado con una óptima supervisión y administración de las inversiones. Toda la labor de “back-office”, en particular las tareas administrativas sin valor añadido, se ha confiado a bancos suizos cuidadosa y estrictamente seleccionados. De esto resulta una estructura ligera que asegura la máxima flexibilidad, una de las condiciones fundamentales para brindar la mejor atención al cliente.

Por principio, Hottinger AG no realiza operaciones de crédito e inversiones por cuenta propia. Esto impide que surjan conflictos entre los intereses de los clientes y los intereses de la sociedad, cuyo objetivo es por encima de todo la gestión patrimonial de los primeros.